Esta herramienta permite ajustar el grado de transparencia de las distintas ventanas del sistema operativo. Es notablemente mejor que la configuración básica del sistema operativo y casi no utiliza recursos de la CPU ni de la RAM.

No es una mala opción si quieres mejorar el aspecto de tu Windows 10.

La funcionalidad ofrece varios tipos de transparencia:

  • “Normal” modo semitransparente
  • “Claro” modo transparente
  • “Desenfoque” Opción semitransparente Efecto de desenfoque
  • “Opaco” Sin transparencia
  • “Fluido” cambio de ajuste dinámico

También hay una opción de lista negra, en la que el usuario puede añadir tanto los programas incompatibles con TranslucentTB como aquellos en los que no se necesitan mejoras gráficas.

Una de las pocas desventajas es el menú exclusivamente en inglés. Sin embargo, no vale la pena negarse a utilizarlo.

Archivo:N/A
Fuente:N/A
Tamaño:N/A
Autor:N/A
contraseña:blogcreativos.com

Abrir